La CUP avisa: después de la inhabilitación del president Quim Torra, la mesa de diálogo "no puede funcionar". La diputada en el Congreso Mireia Vehí ha advertido que "no se entendería que ERC y JxCat" sigan trabajando si la política del Estado es "sistemáticamente la represión". "La mesa sólo ha dado dos imágenes: una fotografía y una inhabilitación", ha sostenido la parlamentaria. Con relación a la inhabilitación de Torra, ha dicho que "se podría haber gestionado por la vía administrativa" y que implica que "la judicatura dice a la ciudadanía que su voto no vale, que el presidente lo pone y lo quita un tribunal".

Por otra parte, la formación anticapitalista ha registrado una proposición de ley que afecta a los delitos de orden público. La iniciativa legislativa no sólo derogaría la ley mordaza, sino también la reforma del Código Penal del 2015 o el delito de sedición. A diferencia del Gobierno, los cuperos proponen eliminarlo de la legislación penal. El PSOE y Unidas Podemos se tendrán que pronunciar en el pleno del Congreso.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat