El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha asegurado este jueves que "la solución al problema de la obediencia ciega es la desobediencia civil". En una carta que se ha leído durante la inauguración de las primeras jornadas sobre desobediencia civil organizadas por la entidad, Cuixart ha explicado que para revertir la situación "dramática" que sufre la sociedad hace falta formarse "todavía más" y ejercer la práctica de la no violencia.

"Instruirnos es imprescindible porque los poderosos saben como criminalizar la protesta y la disidencia poniéndonos trampas", ha argumentado. Desde la prisión de Lledoners, ha dicho a los asistentes de las jornadas que lo volveremos a hacer y ha citado la "movilización constante, perseverante y llena de coraje". "La única batalla que se pierde es la que se abandona", ha concluido al final de la misiva.

Por su parte, el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha sido el encargado de dar el pistoletazo de salida a las jornadas y leer la carta de Cuixart. Durante su discurso, ha explicado que la idea de estas jornadas la concibió Cuixart desde la prisión y ha recordado que está en Lledoners para "ejercer los derechos fundamentales".

En la misma línea, Mauri ha sentenciado que "la desobediencia civil es un instrumento útil e imprescindible en estos momentos" y ha aprovechado para enseñar, en exclusiva, el libro de Cuixart titulado Ho tornarem a fer.

Quim Torra ACN

Font: ACN

Entre los asistentes al acto está el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat