Dirigentes locales de Ciudadanos han pintado de color azul mobiliario urbano del Ayuntamiento de Tarragona, con el argumento de que así vuelve a la neutralidad. En concreto han pintado de este color unos bolardos en la rambla, porqué habían unos lacitos amarillos.

"Las calles son el espacio neutro donde nuestras libertades confluyen. Las calles no pueden ser sólo de una parte de la sociedad y hoy hemos querido devolver a su estado original el mobiliario urbano que estaba pintado en Tarragona para demostrar que las calles son de todos", han indicado.

Sin embargo, en Tarragona no hay un gobierno soberanista, y el alcalde Josep Fèlix Ballesteros gobierna con el PP y la antigua UDC.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat