Ya hace meses que en Ciutadans tienen entre ceja y ceja a Rafael Ribó. No en vano lo han bautizado desde hace tiempo como "el Síndico del procés" por sus sucesivos informes contrarios a la actuación del Estado durante el 1-O. Ahora, a raíz de la investigación de la Fiscalía que le relaciona con la trama del 3%, han pasado de las palabras a los hechos y han iniciado la ofensiva para apartarlo del cargo a través del mecanismo que establece el Parlament de Catalunya.

Según fija la ley del Síndic de Greuges, se le puede cesar del cargo si así lo acuerdan tres quintas partes del pleno de la cámara. Lorena Roldan ha explicado durante una rueda de prensa que ya ha iniciado las conversaciones con el PSC, los comunes y el PP y que "hay consenso" para "iniciar los trámites"

Desde Ciutadans consideran inaceptable que Rafael Ribó, que ostenta el cargo desde el año 2004 y que ya tendría que haber sido renovado, siga al frente de la institución después de que se lo esté investigando por su presunta relación con la trama del 3%, según la cual habría aceptado viajes pagados.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat