La Crida apuesta por una movilización "cívica y pacífica" pero también "permanente" como respuesta a una sentencia condenatoria, y así se lo ha trasladado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, en una reunión que ha tenido lugar este jueves en el Palau de la Generalitat. El secretario general de la Crida, Toni Morral, ha defendido también al salir de la reunión que la convocatoria anticipada de elecciones y la "respuesta de país" a la sentencia son una "cuestión aparte", por lo que ha descartado que pueda tener una "relación causa-efecto".

La reunión se enmarca dentro de la ronda de contactos de Torra con partidos y entidades para tejer una estrategia conjunta que empezó el pasado mes de junio.

Morral, que ha defendido que no aceptarán ninguna otra sentencia que no sea la "absolutoria", también ha afirmado que hace falta una respuesta "muy unitaria", que interpele "un gran abanico de la ciudadanía" y a todos los "demócratas". En este sentido, el dirigente de La Crida ha asegurado que ha puesto sobre la mesa del presidente algunas propuestas para encarar la sentencia, pero no ha querido avanzar en qué consistirían a fin de que la saliente sea el máximo "unitaria" posible, y ha avisado de que el protagonismo no tiene que ser de los partidos sino de la ciudadanía. También ha afirmado que, como "entidad", estarán "al servicio del presidente" para llevarla a cabo.

Por otro lado, Morral ha hecho un llamamiento a la participación en la manifestación de la Diada de este año y, preguntado por las declaraciones del presidente del PDeCat, David Bonvehí, donde afirmaba que si la Crida quería ser el relevo de su partido lo dijera, Morral ha defendido que no se plantean "ocupar ningún espacio" y que están en el "margen de los partidos". "Somos el espacio de la unidad", ha concluido.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat