La secretaria general del Partido Popular, Maria Dolores de Cospedal, cierra filas con Rita Barberá y defiende que no renuncie al acta de senadora. "¿Conoce a muchos ciudadanos que, sin haber declarado por aportar 1.000 euros, tengan que dejar un escaño? Yo no", ha afirmado esta mañana en un acto de campaña en Santiago de Compostela.

La número dos del partido ha justificado así que la exalcaldesa de València solicite la baja del partido pero mantenga el escaño mientras no declare. Cospedal ha pedido "un mínimo de respeto a la presunción de inocencia" y ha negado que los populares hubiesen preferido que abandonara el Senado.

Villalobos

Cospedal se suma a las filas de Celia Villalobos, que ha defendido encarnizadamente la inocencia de Barberá. "Yo con Conde-Pumpido me iría a toda leche", exclamó Villalobos en los pasadizos del Congreso.

Villalobos, de lengua fácil, remarcó que no es una buena noticia para Barberá que, quien fue fiscal general del Estado entre 2004 y 2011 con el socialista José Luís Rodríguez Zapatero, lleve la causa de Barberá.

Barberá recusará a Conde-Pumpido

De hecho, fuentes del entorno de Barberá apuntan que la estrategia de la exalcaldesa de València pasaría por recusar a Conde-Pumpido como instructor del caso para ganar tiempo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat