Vecinos del centro de Pamplona (Iruñea en euskera) han recibido la presencia de efectivos del ejército español patrullando por la calle, con una sonora cacerolada.

Los efectivos se han desplegado para controlar la movilidad siguiendo las directrices del ministerio de Defensa para el coronavirus.

Decenas de vecinos han salido al balcón y han repicado cazuelas en señal de protesta.

Algunos vídeo grabados hoy muestran cómo algunos militares han pedido la documentación a ciudadanos, lo que legalmente no pueden hacer. Tampoco pueden registrar a las personas.

El diputado de Bildu en el Congreso Jon Iñarritu se ha quejado por esta actitud de los militares con los ciudadanos. "Parece que los que han ido a Iruñea no se han enterado", ha indicado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat