La consellera de Salut, Alba Vergés, ha comunicado las pautas de Salut para un desconfinamiento "escalado y seguro". "Si la evolución sigue la previsión actual, el desconfinamiento podría empezar a finales de este mes de abril", ha indicado a la consellera mostrando su rechazo a la idea del Gobierno de levantar el confinamiento total a causa del coronavirus a partir del lunes.

Vergés ha subrayado que las medidas estrictas han funcionado y que todos los expertos consultados por Salut aseguran que "una apertura prematura del confinamiento podría comportar un repunte de casos".

La titular de Salut de la Generalitat se ha mostrado contraría a la propuesta del Gobierno y ha apuntado que "no se vale precipitarse" ya que "el calendario no lo marca la Semana Santa". Vergés ha asegurado que las medidas que se están tomando hasta el momento son "absolutamente necesarias" y "no se pueden romper".

En la misma línea, Alba Vergés ha apuntado que falta poco para llegar al pico de contagios y ha recordado que desde el Govern siempre se ha dicho que "el desconfinamiento empezaría 14 días después de llegar al pico".

Por su parte, el secretario de Salud públca, Joan Guix, también ha comparecido para explicar los cuatro elementos clave para garantizar un retorno seguro a la actividad. El primero es tener un buen sistema de vigilancia sabiendo aislar los casos cunado es necesario y realizando indicadores de la evolución del virus. Guix también ha hecho referencia a la importancia de mantener el sistema sanitario como está, disminuir la transmisión comunitaria y comunicar el riesgo (saber explicar en todo momento que se está haciendo y por que).

Los afectados graves

Por otra parte, la consellera ha explicado en rueda de prensa que el coronavirus afecta de manera grave a un 15% del total de infectados y que eso no quita que no se tenga que seguir atendiendo "a otras urgencias de nuestro sistema de salud que no tienen nada que ver con el virus".

Además, ha comunicado que a estas alturas la cifra de pacientes críticos se ha estabilizado en unas 1.600 personas y que, por su parte, la atención primaria está siguiendo el estado de salud de 100.000 personas.

Vergés ha dejado claro que se está haciendo todo lo posible para aumentar la capacidad del sistema sanitario catalán pero que este esfuerzo "no servirá de nada si no somos capaces de reducir la epidemia".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat