La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha afirmado que vota en contra de su voluntad política a favor del estado de alarma. En una entrevista en Telecinco, ha expuesto la defensa de su voto apelando a la responsabilidad que asegura tener con los españoles: "Por ganas, si fuera para desahogarme, votaría otra cosa pero estoy afectando a millones de personas que el sábado tendrían a un problema, se acaban los ERTE, las ayudas para los autónomos y los sanitarios se quedan sin un plan alternativo".

Por eso ha reiterado su oposición al presidente a Pedro Sánchez y el vicepresidente Pablo Iglesias pero ahora lo que toca es cumplir y, según asegura, dar ejemplo desde el Congreso: "No se vota si te gusta Pablo Iglesias, sino si el sábado cae el estado de alarma". A diferencia del debate de investidura, Ciudadanos ahora sí quiere tomar partido al margen del papel que tengan los partidos independentistas catalanes y vascos: "A mí no me importa ser más o menos importante, sino ser útil". Arrimadas, que ya está en la recta final de su embarazo, hoy no bajará al atril del Congreso como medida de prevención.

Sobre la baja de Juan Carlos Girauta de su partido por haber dado el sí en Sánchez, la presidenta de los naranjas le desea buena suerte: "Sólo tengo palabras buenas para Girauta. Ya hacía meses que no estaba al partido, como persona es muy válida".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat