El Govern de la Generalitat ha lanzado este mediodía un llamamiento a "no bajar a la guardia" y mantener las medidas de autoprotección y las recomendaciones para combatir el coronavirus, después de mostrar la preocupación por las últimas cifras de la pandemia en Catalunya. "Nos encontraríamos en el inicio de la segunda oleada", ha advertido a la consellera de Presidencia, Meritxell Budó, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell Executiu en que la consellera de Salud, Alba Vergés, ha informado sobre las nuevas medidas que impulsa el Procicat.

El ejecutivo catalán fundamenta este llamamiento en el incremento del riesgo de rebrote hasta 338, mientras que la tasa de transmisión se ha situado al 1.33, lo cual se ha traducido en un incremento del número de enfermos hospitalizados e ingresos en el UCI.

Budó no ha concretado qué medidas impulsa el Govern aunque ha explicado que van dirigidas a reducir la movilidad y la interacción social y serán contundentes en línea con decisiones adoptadas en otros países europeos. Se podrían anunciar mañana mismo y se aplicarán a lo largo de 15 días para decidir posteriormente si hay que prorrogarlas.

Estado de alarma

La consellera ha asegurado que en caso de que sea necesario, el Govern no tendrá problema en pedir al Estado la declaración del estado de alarma, pero ahora no es esta la situación. "En función como evolucionen los resultados epidemiológicos no descartamos pedir el estado de alarma", ha admitido.

Ha asegurado que el Govern no se está planteando un confinamiento perimetral, pero sí otras medidas como el teletrabajo para reducir la movilidad y la interacción. La consellera ha explicado que ahora mismo se hace un 8% de teletrabajo, que se podría aumentar hasta el 25%, por lo cual el ejecutivo mantiene conversaciones con patronales y sindicatos.

Por su parte, el ejecutivo estudia recuperar las reuniones telemáticas del Consejo Ejecutivo, además de imponerse mides de restricción en el caso de organización de actos.

Conferencia presidentes

Donde sí estará presente el ejecutivo catalán, según ha comunicado Budó, es en la conferencia de presidentes convocada el 26 de octubre, con la participación de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y donde se abordará el reparto de fondos europeos. Lo que no ha concretado la portavoz es si será el vicepresident Pere Aragonès el encargado de representar a la Generalitat en la reunión. Ha asegurado que se decidirá en función del orden del día, dado que Catalunya "no tiene president".

En relación a la huelga a la atención primaria esta semana, la consellera ha asegurado que han recibido el mensaje, que son conscientes del cansancio mental y físico de los trabajadores de Salud.

En otro orden de cosas, el Govern ha instado al Comitè Assessor d’Ètica Pública a que se pronuncie sobre el caso de acoso sexual que se registró en la conselleria de Exteriors durante el mandato de Alfred Bosch, y ha pedido a este órgano “la emisión de orientaciones y directrices sobre los hechos que pueden ser susceptibles de motivar la incoación de un procedimiento sancionador por la infracción del Código de conducta de los altos cargos y personal directivo de la Administración de la Generalitat”

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat