La antigua amante del rey emérito, Corinna ZuSayn-Wittgenstein, denunciará a Juan Carlos I a la justicia británica por el acoso que asegura sufre desde que dejaron la relación el año 2012, según ha adelantado eldiario.es. Las amenazas sería para evitar que revele los "secretos de Estado" que presuntamente conoce.

Lo ha comunicado este jueves un portavoz que asegura que emprenderá "acciones legales" que afectan a Juan Carlos I y otros presuntos implicados. La noticia llega después de que se haya conocido que el rey emérito tiene una cuenta con 100 millones de dólares en Suiza, 65 de los cuales habría transferido a Corinna por una posible comisión por su papel de mediadora en el contrato de las obras del AVE en la Meca, en Arabia Saudí.

Corinna ha contratado a James Lewis para encargarse del caso, un prestigioso abogado de Londres experto en extradiciones y derecho internacional. Actualmente, Lewis representa los intereses de los EE.UU. en el proceso de extradición contra Julian Assange abierto en el Reino Unido.

Previamente, la examante del rey emérito había señalado al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y, concretamente, a su exdirector Félix Sanz Roldán por las presiones recibidas. Ahora, ha decidido emprender acciones legales.

Según explica, el año 2012, cuándo empezó a conocerse su relación con el rey, una empresa de seguridad de Mónaco ocupó su piso en el país. Según dice, los servicios de inteligencia españoles le aseguraron que era un operativo para garantizar su seguridad.

Unos meses después, el CNI la habría amenazado de muerte cuando estaba en su habitación en el Hotel Connaught de Londres. Corinna también recibió mails con un seudónimo donde le recomendaban que no hablara con los medios porque "resultaría devastador para su imagen".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat