El presidente del Ejecutivo de Córcega, Gilles Simeoni, ha anunciado este martes una "gran manifestación popular" en los próximos días para mostrar el descontento con cómo el gobierno francés está tratando sus reivindicaciones políticas.

Simeoni, de perfil autonomista, y el independentista Jean-Guy Talamoni, presidente de la Asamblea corsa, han viajado esta semana París para reunirse con el primer ministro francés, Edouard Philippe. Parece que las conversaciones, sin embargo, no han alcanzado las expectativas del presidente corso, que esperaba "abrir un verdadero diálogo político entre Córcega y el Estado".

"El Estado se niega a reconocer y a tener en cuenta la dimensión política de la cuestión corsa", ha criticado en un mensaje en su Twitter, haciendo referencia a reuniones celebradas entre ayer y hoy con el Ejecutivo francés. "En estas condiciones, invitamos en los próximos días a celebrar una gran manifestación popular", ha concluido.

El gobierno francés aceptó a principios de este mes que debatiría con los corsos la inclusión de cuestiones sobre su autonomía en la futura reforma de la Constitución. Lo acordó la ministra del Estado, Jacqueline Gourault, después de que los nacionalistas corsos obtuvieran mayoría absoluta en las elecciones regionales de diciembre.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat