Miguel Ángel Vecino, el cónsul que Josep Borrell ha cesado en Edimburgo de forma fulminante, ha acusado al ministro de Asuntos Exteriores español en funciones de haberle dado "órdenes inconstitucionales" durante el medio año que estuvo destinado en la capital escocesa.

Según explica Vozpópuli, Vecino lo ha manifestado en una carta a sus representantes en la Junta de la Carrera Diplomática, donde asegura que Borrell "impedía la visita de la delegación de todos los partidos del Parlament de Catalunya al Parlamento escocés", con la finalidad de evitar toda presencia catalana en Escocia antes de las elecciones generales del 28-A, con el fin de evitar "perjudicar electoralmente el gobierno de Pedro Sánchez". "Es como mínimo juego sucio", afirma el cónsul.

Vecino explica en el documento que el ministro de exteriores español también impidió una visita de la Cámara de Comercio de Edimburgo en Barcelona, y otra de una delegación de empresarios catalanes en Escocia, "con la finalidad que los empresarios catalanes no contactaran con los escoceses".

Por último, el diplomático, cesado por haber manifestado en una nota que España no vetaría la entrada de Escocia en la UE en caso de independencia, menciona entre los encargos transmitidos por Borrell la orden de "vigilar al PNV". Aun así, no aporta datos concretos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat