El primer ministro del "Land" de Renania del Norte-Westfalia, el centrista Armin Laschet, elegido como nuevo presidente de la Unión Cristianodemócrata (CDU), despertó muchas incógnitas en el 2018 al plantarse al lado del rey de España, Felipe VI, con una corbata de color amarillo.

Los dos asistían a la condecoración en Aquisgrán del presidente francés, Emmanuel Macron, con el Premio Carlomagno. La coincidencia se produjo en el momento que las autoridades dieron un pequeño paseo por la ciudad. Laschet no reveló, sin embargo, si se puso la corbata por la situación de los presos políticos catalanes, pero la elección del color fue cuando menos comentada, ya que en aquellos momentos se produjeron varios casos de persecución en acontecimientos deportivos en España.

rey Felipe VI aquisgra casa real

El centrista Armin Laschet, elegido como nuevo presidente de la Unión Cristianodemócrata (CDU), despertó muchas incógnitas en el 2018 al plantarse al lado del rey de España, Felipe VI, con una corbata de color amarillo. / Casa Real

El presidente de Renania, sustituto de Merkel

Con la elección de Armen Laschet, se ha impuesto la vía continuista, delante de lo que hubiera sido un giro claramente derechista del partido que ha liderado la mayoría de los gobiernos de la República Federal de Alemania (RFA), estado previo a la reunificación. Laschet se había dirigido a los delegados antes de la votación en un tono muy personal, recordó los orígenes mineros de su familia -que parecía marcar las diferencias con respecto al multimillonario Merz- y alertó contra la polarización, los extremismos y situaciones como la ocurrida a los Estados Unidos, con el asalto en el Capitolio de seguidores del presidente saliente, Donald Trump.

En la ronda de preguntas de los delegados a los tres candidatos contó con el apoyo explícito de Spahn, que pidió el voto para el primer ministro. El día anterior, en su discurso de saludo a los delegados, Merkel ya había hecho alusión al "espíritu de equipo", lo cual se interpretó como un apoyo más o menos directo a este tándem. Los tres candidatos se habían presentado ante los 1.001 delegados en formato virtual, con discursos de unos 20 minutos de duración, en lo que siguió la primera votación telemática y después la de desempate.

La elección del nuevo líder de la CDU es un paso definitivo hacia la definición del candidato del bloque conservador para las elecciones generales del próximo 26 de septiembre.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat