Los audios filtrados del diputado de ERC y exsecretario de Hisenda, Lluís Salvadó, donde indicaba que se le tenía que dar la Conselleria d'Educació a la mujer que "tenga las tetas más grandes", han provocado una gran indignación. Las alcaldesas de Barcelona, Santa Coloma y l'Hospitalet de Llobregat, Ada Colau, Núria Parlon y Núria Marín, han salido en tromba para condenar sus palabras.

Colau ha reprobado que Salvadó, que actualmente ya no está en el Goven —ya que fue destituido por el 155— pero que todavía es diputado, "no puede ocupar ningún cargo público", después de sus palabras. "Aunque sea una filtración con intención política, la conversación es real y repugnante", ha puntualizado.

"Tenemos que erradicar las actitudes repugnantes y machistas de las estructuras de poder claramente patriarcales", ha defendido la socialista Parlon, que ha añadido que "en los partidos políticos tenemos mucho trabajo".

"Asco y repugnancia", añade Marín, que defiende que "una persona con estas ideas machistas y xenófobas tenga responsabilidades de gobierno es una vergüenza".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat