Nuevo frente abierto contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. En este caso la denuncia viene dada por el sindicato mayor de la Guardia Urbana, el Centro Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) que también acoge personal de otras áreas de la administración. ¿El motivo? Colau obliga a que los agentes de la nueva promoción 93B tengan que compartir cascos, guantes, botas y toda la ropa para vestirse de guardia urbano. Una situación que afecta a 180 miembros de este cuerpo y que es totalmente antihigiénica. De hecho, en el caso de los cascos, se los tienen que intercambiar, con el añadido que no se pueden lavar como, cuando menos, puede pasar con los pantalones o la camisa.

Piden trabajar con dignidad

La policía patrulla sin seguridad sanitaria. En un comunicado, el CSIF lamenta que la solución que se las ha planteado es que "se intercambien el material y compartan entre compañeros elementos de protección individual". Un hecho que atenta contra las leyes derivadas de la pandemia por el coronavirus pero también de los decretos anteriores a la situación que actualmente vivimos. En una carta dirigida explícitamente a la acaldessa Ada Colau, el sindicato avisa de que se reserva el derecho a interponer una denuncia por vulneración de derechos si no atienden su requerimiento: "Eso demuestra, una vez más, la dejadez de este gobierno por que los empleados públicos trabajen dignamente".

En el comunicado, los agentes también lamentan que "esta práctica demuestra los recortes económicos que este gobierno está haciendo en la seguridad pública, ya que no dotarnos de los elementos básicos pone en riesgo a los agentes. Es sin duda una falta de previsión, planificación y dejadez". El escrito también se ha enviado al Comité de Seguridad y Salud Pública para que solucione esta situación de urgencia.

Colau, en contra de la ley

La Administración tiene por norma asignar cascos de uso individual a los policías y por lo tanto está prohibido compartirlos. Ahora se están saltando la Ley 31/1995, del 8 de noviembre, en materia de prevención y riesgos laborales. Por otra parte, en el contexto actual de pandemia se ponen en peligro las medidas de seguridad e higiénicas que las propias autoridades sanitarias y el Gobierno, co-gobernado por el partido de Colau, han indicado de forma reiterada. El problema, reiteran, no es sólo del casco, sino de todo lo que necesitan. El secretario general del CSIF, Horacio López, califica a Colau "de irresponsable" y considera que compartir los equipos de protección individual, EPI, "es una temeridad". Desde el consistorio, de momento, silencio absoluto.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat