Ciudadanos ha vuelto a la carga con la cuestión de la lengua, esta vez en Mallorca. Eso sí, con una contundente respuesta del presidente del Consell Insular de la isla, Miquel Ensenyat, del grupo MÉS.

La consellera de Ciudadanos, Catalina Serra, había tomado la palabra en defensa de las que, para ella, son "nuestras palabras mallorquinas", diferentes del catalán. Después de un discurso cargado de un supuesto orgullo mallorquín, que nada tenga que ver con Catalunya, acaba preguntando al presidente del Consell: ¿"Quieren ustedes que los mallorquines nos convirtamos en catalanes"?

A esto, Ensenyat ha contestado con una lección tan contundente como básica sobre lenguas. "¿Si desde el sur de California hasta la Patagonia se habla la misma lengua, el castellano, como puede ser que desde el Pirineo a Alacant se hablen 14 diferentes"?, preguntó Ensenyat, además de defender el derecho a hablar cada uno como quiera, también en catalán.

El dirigente de MÉS tampoco quiso escaparse de la pregunta de si los mallorquines tienen que ser catalanes. Todo lo contrario, la respuesta, irónica, fue: "Yo pediría que fuéramos extremeños", después de afirmar que mientras en Extremadura "dan 1000 euros para cambiar el sofá y las cortinas", en Mallorca hay carencias en los servicios básicos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat