El grupo municipal de ERC en Cervelló (Baix Llobregat) ha denunciado a través de un comunicado que el Ayuntamiento, gobernado por el PSC, ha multado con 400 euros a un mínimo de cinco vecinos por colgar lazos amarillos en la vía pública durante una movilización para reclamar la libertad de los presos políticos el pasado 8 de noviembre.

El portavoz de los republicanos, Josep Ramon Mut, explica que el día de los hechos la policía local identificó a varios participantes en el acto que convocaron entidades del municipio y que las sanciones empezaron a llegar a sus domicilios el jueves pasado. Mut añade que desde el equipo de gobierno se les aseguró inicialmente que el concejal que había firmado las actas, el tercer teniente de alcalde, Juan Santiago, lo había hecho sin leer el contenido, un extremo que ahora niegan, y que estarían dispuestos a reducir a la mitad la cuantía de las multas pero no a retirarlas.

Ante esta situación, ERC reclama que el Consistorio retire todas las sanciones y la destitución inmediata de Juan Santiago "por negligencia en la actuación de sus funciones al firmar de forma arbitraria sanciones a sus vecinos sin ni siquiera haberlas leído". En caso de que no fuera destituido, añaden, pedirán la dimisión del alcalde del municipio, José Ignacio Aparicio, "como máximo responsable del gobierno municipal".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat