Casi 4.000 aspirantes a policía han quedado excluidos por la cantidad de faltas de ortografía en castellano que han cometido en las oposiciones, según informa el diario Levante, de València. Se habían presentado 16.000 personas.

Los aspirantes suspendidos -unos 3.900- se habían presentado para intentar conseguir una plaza en la escala básica de la policía española.

El ejercicio de ortografía es una de las dos pruebas que incluye esta fase de la oposición, junto con un cuestionario de 100 preguntas sobre el temario teórico. Para poder realizar estos ejercicios los candidatos tienen que haber superado las pruebas físicas. La tercera y última fase de la oposición consta de una entrevista, un reconocimiento médico y un test psicotécnico, que se realizará el 11 de enero.

Los suspendidos en ortografía han anunciado un recurso, porque este año se puso una nota de corte del 6,2 en el examen, en vez del 5.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat