La jueza Carmen Lamela no ha tenido ninguna duda y ha enviado a la prisión al vicepresident Oriol Junqueras y a los consellers Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Joaquim Forn, Carles Mundó, Dolors Bassa y Meritxell Borràs. Tal como estaba previsto, el ministerio público ha hecho una petición de máximos para el Govern y la jueza ha adoptado todas las peticiones que le ha pedido la Fiscalía.

La jueza, en su auto, dice que "la medida de prisión provisional es adecuada, razonable y proporcionada".

Para Santi Vila la medida es más leve. La Fiscalía ha pedido una fianza de 50.000 euros a cambio de evitar la prisión. De momento, sin embargo, entra de todos modos y saldrá cuando pague. Vila dimitió justo al saber que el president, Carles Puigdemont, no convocaría elecciones. Para Vila pide prisión eludible bajo fianza.

La jueza lo justifica a partir de su dimisión porque eso hace que no pueda reiterar el delito, según concreta Carmen Lamela en el auto. La dimisión, dice, un día antes de la DUI "pone de manifiesto su voluntad contraria a consumar el intento secesionista".

La jueza dicta la prisión por el riesgo de fuga y destaca que tienen en cuenta "el poder adquisitivo de los acusados que les permitiría abandonar el territorio" y destaca que "algunos ya se han desplazado a otros países eludiendo las responsabilidades penales en las que puedan haber incurrido".

De hecho, hace cómplices de esta posible huida a la ANC y Òmnium y califica al Govern de Catalunya de "grupo organizado de personas, con el apoyo de asociaciones soberanistas con poder y capacidad para auxiliarlos en su posible huida de la justicia".

Además, Carmen Lamela alega "el alto riesgo de reiteración delictiva y la alta probabilidad de que los querellados puedan alterar o destruir pruebas".

La medida cautelar se ha resuelto en una vista conjunta. Un hecho excepcional.

De hecho, Santi Vila se ha desmarcado en todo momento del resto de miembros del Govern. Aparte de que ha llegado solo y con otro abogado, dentro de la sala de vistas ha utilizado una estrategia de defensa diferente al resto. Él sí ha respondido a todas las partes. Es lo que ha estado más rato declarando, 45 minutos.

El vicepresident y los consellers sólo han respondido a sus abogados y sólo han estado dentro de la sala 5 minutos.

Los consellers ingresarán todos en prisiones diferentes. Interior les ha aplicado la dispersión de presos, como en su tiempo hizo con los presos de ETA.

Los miembros del Govern están acusados de rebelión, sedición y malversación.

Sin ellos, no había procés

La jueza es dura en el auto de 19 páginas donde justifica la prisión provisional: "Coge especial importancia el papel que todos los querellados protagonizaron desde sus cargos públicos, sin los cuales el proceso independentista no se hubiera podido impulsar".

De los consellers del Govern de la Generalitat, Carmen Lamela dice que su acción "fue meditada y perfectamente preparada y organizada, reiterando durante más de dos años el incumplimiento sistemático de las resoluciones del Tribunal Constitucional en pro de la independencia".

Sobre Joaquim Forn y Jordi Turrull, que fueron nombrados consellers el 14 de julio de este año, la jueza dice que "no se puede desconocer la multitud de actuaciones que en el desarrollo del proceso independentista se hicieron desde la citada fecha hasta el pasado 27 de octubre".

Lamela es implacable: "Igualmente los querellados jugaron un papel activo, impulsando el proceso soberanista minuciosamente diseñado y franqueando toda clase de barreras que pudieran desviarlos de su última finalidad".

El auto de Junqueras, Turull, Romeva, Rull, Forn, Bassa y Borràs

 

 

El auto de Santi Vila

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat