El sector moderado -i crítico- del PDeCAT se ha conjurado este lunes en torno a la presentación del libro de Carles Campuzano Reimaginemos la independencia para reivindicar una fuerza política soberanista "tranquila y serena" en palabras del exdiputado. Junto con Campuzano ha protagonizado el acto la expresidenta democrata, Marta Pascal, justo al día siguiente de reparecer en la primera línea política criticando el funcionamiento de JxCat y el liderazgo de Carles Puigdemont desde Waterloo. La exlíder del PDeCAT ha recogido unas palabras del libro de Campuzano para advertir que "la unidad es importante, pero no quiere decir uniformidad".

No ha sido la única frase del libro que ha hecho suya. Pascal, que ha compartido con el exconseller Lluís Recorder la presentación del libro, también ha recogido la advertencia que "en política conocer los límites no quiere decir ni limitar ni renunciar". En opinión de la expresidenta, las cosas no han ido como tenían que ir en el procés independentista y abordando las discusiones necesarias es la única manera como la independencia "podrá empezar a salir del callejón sin salida en que se encuentra".

El espacio de la Casa del Libro donde se ha convocado el acto se ha llenado de público, pero pocas caras de primera línea de la antigua Convergència o del actual PDeCAT. Ni Artur Mas ni David Bonvehí. Entre los asistentes, se podía reconocer el diputado Sergi Miquel, los exconsellers Jordi Baiget y Maria Eugènia Cuenca, al presidente de la diputación de Lleida, Joan Renyé...

Campuzano ha advertido que el repensar y reimaginar el independentismo es imprescindible aunque no es fácil con el existencia de presos y exiliados. Según su opinión, el reto es "no quedar atrapados en el enquistamiento" de la actual situación durante un largo periodo de tiempo.

El exdiputados ha expuesto durante la presentación alguna de las conclusiones de su libro. Entre ellas que la independencia no es lo que era, "las soberanías y los estados ya no son lo que eran porque el poder está más repartido, lo cual es una excelente noticia y tendría que permitir tener una visión del poder menos trágica".

También que hay "límites imprescindibles". De hecho, según Campuzano, en la cuestión nacional hay tres límites: la democracia y la necesidad de mayorías indiscutibles; las normas y procedimientos; y la complejidad identitaria de Catalunya y la necesidad de preservar la unidad civil -"la mejor tradición política de este país es aquella que se conjura contra que seamos dos comunidades en un territorio", ha advertido.

Campuzano ha concluido la presentación señalando por un lado que el reto del soberanismo es ver cómo se construye un acuerdo con el Estado, pero por otro con el aviso que "la independencia o autonomía no sueño finalidades en ellas mismas". "El soberanismo necesitado de una fuerza política tranquila y serena. que ponga la independencia o la autonomía al servicio de este objetivo", ha remachado.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat