"Estamos converncidos que podemos ir a ganar". El candidato a la alcaldía por ERC, Ernest Maragall, está seguro de sí mismo y de su campaña y, a pesar de ser consciente de que todavía quedan 74 días para las elecciones y hay que ser prudente, cree que su proyecto puede ganar las elecciones y pondrá toda la carne en la parrilla para hacerlo posible. Incluso, ir a buscar el buscar de todos los espacios políticos, desde la "órbita postconvergente" hasta votantes de "Ciudadanos, socialistas o los comunes".

Así lo ha asegurado este martes desde la calle Córcega 471, muy cerca de la Sagrada Familia, donde la candidatura ha establecido el nuevo local de campaña. Este será el nuevo centro neurálgico del equipo, un local a pie de calle y muy vistoso gracias a los grandes ventanales que tiene y el color amarillo que luce. Desde allí, ha presentado hoy la nueva imagen de campaña.

Se trata de carteles provocativos, que pretenden hacer reflexionar sobre qué es ser barcelonés, y que próximamente se podrá ver en las redes sociales y otros espacios publicitarios. La campaña confrontará varias ideas de ciudad, desde la contraposición entre la Ronda llena de coches y espacios verdes, hasta de otros de contenido más político que contrapongan el pasado franquista con el deseo de República. Todo, para hacer reflexionar a los electores sobre "quién somos pero, sobre todo, qué queremos ser". En definitiva, redefinir qué quiere decir ser "barcelonés".

 

Objetivo: superar la política de bloques

Para Maragall, uno de los objetivos de la campaña y de su proyecto político, en caso de ser ganador, es el que se podría definir con el concepto 'devolver el Ayuntamiento en la ciudad'. Por eso quiere hacer "una campaña para Barcelona desde Barcelona", ha asegurado en declaraciones en la prensa, asegurando que el debate tiene que versar sobre el proyecto y no confrontar el independentismo y el unionismo.

En este sentido, ha insistido en que hace falta superar "la barrera 50/50" y "romper los aparentes muros sociológicos y políticos" hasta ahora establecidos, con el fin de "superar tópicos" y llegar a los votantes de todos los partidos, tanto de Ciudadanos, como del PSC como de los comunes y también del espacio postconvergente.

Para Maragall, Barcelona se tiene que poder debatir por ella misma, superando la política de bloques que se ha impuesto a la política catalana desde hace tiempo, para poder debatir sobre "vivienda, transporte público, etc".

Local campaña Maragall municipales - cedida por ERC

El candidato de los republicanos es consciente de que no será fácil, teniendo en cuenta que un mes antes de las municipales hay unas elecciones generales y que la cita electoral del 26-M coincidirá con las europeas, pero está decidido a conseguirlo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat