El abogado Gonzalo Boye ha admitido en una entrevista a Ràdio 4 que le habría gustado participar en el juicio al procés: "Me sentó mal no estar pero con el tiempo veo que es mejor para la estrategia". Boye, abogado del president Carles Puigdemont y también quien defendió al president Quim Torra, acusado de desobediencia por no haber atendido las órdenes de la Junta Electoral española, no estuvo presente en el juicio del procés a los presos políticos ni tampoco en la defensa de los líderes de Òmnium y la Asamblea, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez respectivamente, celebrado en el Tribunal Supremo.

Además, también ha dado su punto de vista sobre cuál hubiera sido la estrategia más correcta a seguir: "Las cosas que se han conseguido a fuera no buscaban defender a los de fuera. Se tendría que haber dado más juego a la sentencia alemana en el juicio del procés, es muy sólida, tendría que ser el eje de la defensa". La sentencia del tribunal alemán defiende que el orden constitucional no peligró. Boye va más allá y habla de cómo queda la situación actual desde que el president Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí entraron en el Parlamento Europeo: "El 13 de enero, con la adquisición del acta de eurodiputados, se produjo una derogación fáctica de la Ley electoral española".

Con respecto al desenlace del presidente Torra con la justicia, el abogado explica que "la sentencia hace caso omiso a los derechos fundamentales. Es una gran oportunidad para el Tribunal Supremo para que demuestre su imparcialidad". Aunque Boye concluye: "La agenda política catalana la está marcando la justicia".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat