Los abogados Carles Costa y Gonzalo Boye han explicado por qué el juez del Tribunal Supremo Manuel Marchena "presentó, mantuvo y finalmente ignoró" el caso de la inmunidad de Oriol Junqueras a la justicia europea. En un extenso hilo en Twitter los dos abogados han analizado las maniobras del juez del Tribunal Supremo, que según apuntan desde un primer momento confiaba –según sus cálculos– en que la resolución de la justicia europea les sería favorable. "Apostó y perdió", han concluido.

Los jueces del Tribunal Supremo, siguiendo una estrategia premeditada, utilizaron el caso prejudicial de los eurodiputados electos Carles Puigdemont y Toni Comín contra Junqueras, denuncian Costa y Boye, con la intención añadida de excluir a los dos exiliados. La maniobra, sin embargo, les salió mal y fracasó gracias a la intervención en los dos casos del primer abogado general de la UE, el polaco Maciej Szpunar.

Marchena contaba con que tenía el caso en la prejudicial ganado y fortificaba el apoyo implícito –a través de los abogados correspondientes– de la fiscalía, la Abogacía del Estado, de Vox y de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo. Ahora bien, el juez pasó por alto que Szpunar tenía conocimiento de cuestiones "que nadie había alegado en la prejudicial, sino que las conocía de los recursos de Puigdemont y Comín".

Hasta entonces, ninguno de los otros abogados que compartían la postura del estado habían relacionado los dos casos, que para Costa y Boye "eran evidentes". Las defensas de la Comisión Europea y el Parlament Europeo, incluso recurrieron durante la vista de la prejudicial en el caso de Puigdemont y Comín para alegar que Junqueras tampoco era diputado. "El hecho de que la JEC no hubiera notificado nunca su elección fue el motivo por el que ninguno de ellos pudo estar en Estrasburgo el 2 de julio", destacan los abogados.

Que el abogado general del TJUE se decantara por reconocer la inmunidad de Junqueras en su escrito de conclusiones el 12 de noviembre cogió por sorpresa Marchena. "El TJUE no solo contradice el Supremo sobre la inmunidad, sino que también desautoriza a la JEC y el Parlamento sobre la cuestión del juramento y los resultados", explican los abogados, que destacan que entonces los jueces españoles "ya no podían hacer nada" porque era "demasiado tarde".

La intervención del abogado general Szpunar fue clave para que el Tribunal de Justicia de la UE sentenciara un mes más tarde –el 9 de diciembre– que Oriol Junqueras tenía inmunidad desde el momento en que fue proclamado cargo electo en el Parlamento Europeo el 13 de junio, cuando la Junta Electoral proclamó oficiales los resultados electorales, y habría tenido que salir de la prisión para ir a Bruselas a tomar posesión del cargo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat