Las revelaciones de la CIA sobre el papel del expresidente Felipe González en la organización de los GAL han irrumpido esta mañana en el Parlamento Europeo. El eurodiputado de JxCat, Toni Comín, ha reprochado ante el pleno al alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, su apoyo a los miembros del gobierno socialista que fueron condenados por participar en la guerra sucia contra ETA en los años 80, cuando él formaba parte de aquel ejecutivo. La intervención ha provocado que desde la Mesa de la Eurocámara se le cortara el micrófono para instarlo a seguir el orden del día acordado. Finalmente, sin embargo, ha podido acabar la intervención.

"Con todo el respeto personal, pero con toda la exigencia ética, le pregunto: ¿ratifica usted su apoyo a los responsables del terrorismo de Estado? De su respuesta depende no sólo su legitimidad para actuar como alto representante sino la credibilidad del conjunto de la Unión ante la comunidad internacional", ha advertido.

 

El conseller ha explicado que esta semana se han conocido documentos de la CIA que explican la intervención de González en el terrorismo de Estado de los GAL y ha recordado que Borrell mostró públicamente en 1988 su solidaridad con el ministro José Barrionuevo y el secretario de Estado Rafael Vera después de que fueron condenados por el caso.

Comín ha advertido que los representantes de la Unión ante el mundo han de encarnar con credibilidad los valores fundacionales de la Unión, que son la defensa de los derechos humanos y las libertades democráticas.

Presidía la Eurocámara en aquel momento el socialista portugués Pedro Silva Pereira, que le ha cortado el micrófono para recordarle que este tema no formaba parte del orden del día e instarlo a respetar los temas acordados. No obstante, Comín ha podido acabar la intervención e interrogar al exministro y ahora alto representante de la UE.

Borrell no ha respondido a la intervención del eurodiputado de JxCat.

Silva Pereira ha insistido al acabar la intervención en que las intervenciones sobre cuestiones que no figuran en el orden del día van en contra de lo acordado.

Precisamente, los eurodiputados de JxCat y ERC, junto con representantes de PNV y Bildu, han firmado una carta que han dirigido a todos los miembros del Parlamento en que les informan sobre la guerra sucia contra ETA que protagonizaron los GAL en los años 80 y la implicación en su organización por parte del entonces presidente Felipe González.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat