Contundente crítica de la portavoz de JxCat, Laura Borràs, al preacuerdo entre ERC y el Gobierno para los presupuestos del Estado. En un acto de las primarias del partido desde Tarragona, Borràs ha dejado claro que la principal consecución del pacto, el final del control financiero sobre la Generalitat de Catalunya, es "una prerrogativa que ya era nuestra, que ya era de todos los catalanes."

"No se consigue nada para Catalunya negociando aquello que ya era nuestro", ha afirmado recordando que el ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han tenido mucho tiempo para "corregir la intervención del ministro Montoro". "Se levantó parcialmente pero no de manera completa", ha dicho.

Así pues, para Borràs "estar negociando aquello que ya era nuestro demuestra esta condición de rebajas continuas por parte del Gobierno y de no atención a lo que son las necesidades verdaderas de los catalanes que se tendrían que estar negociando en estos presupuestos".

Casi en paralelo, el presidente del grupo de JxCat en el Parlament, Albert Batet, ha comentado que el acuerdo no supone ningún avance. Sin embargo, el dirigente de JxCat no ha querido entrar a valorar detalladamente el preacuerdo pero ha asegurado que un acuerdo de su partido con el PSOE supondría "una reducción del déficit fiscal, unas inversiones equivalentes al PIB de Catalunya, los mecanismos para garantizar el cumplimiento de esta financiación y el pago generado de la deuda de la ley de dependencia, la infrafinanciación sanitaria y de la disposición adicional tercera del Estatuto de Catalunya".

"Todo el mundo conoce cuál es nuestra posición, compromiso y exigencia, por eso el PSOE ha rechazado toda oferta de negociación con JxCat respecto de las cuentas españolas. La crisis provocada por la pandemia nos tiene que hacer más exigentes que nunca", ha aclarado.

14-F

Batet también se ha pronunciado sobre la polémica con las elecciones del 14-F y ha asegurado que trabajan "para que se puedan celebrar las elecciones con tres premisas básicas: preservar la salud pública, garantizar la participación electoral de todo el mundo y una campaña que permita a la ciudadanía disponer de la información necesaria para decidir su voto".

Estas declaraciones han llegado después de que esta mañana, Ciudadanos, el PSC y los comuns hayan pedido al Govern que dejen "de especular"​ sobre si se acabarán celebrando o no los comicios el 14 de febrero.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat