La cena del Mobile World Congress no ha contado esta noche con la presencia de la presidenta del Parlament, Laura Borràs, que ha evitado asistir a este acto a raíz de la presencia del rey Felipe VI. En la carta en que declina la invitación del director general del GSMA, Mats Granryd, Borràs advierte que no puede asistir a un acto social con el responsable de un Estado "que mantiene un alto nivel de represión contra representantes políticos y ciudadanos de Catalunya".

 

carta Borràs Mobile

Carta de Laura Borràs

En la carta, la presidenta del Parlament, admite que el Mobile es un acontecimiento que sitúa Barcelona en el centro del sector de la tecnología, recuerda que el pasado día 21 se reunió con el consejero delegado del GSMA, John Hoffman, y asegura que le trasladó su "compromiso hacia la celebración del Mobile World Congress en nuestra casa para los próximos años".

"Sin embargo, vivimos momentos de una alta judicialización de la vida política de nuestro país y considero que, como presidenta del Parlament, no es conveniente asistir a un acto social presidido por el jefe del estado español; un estado que mantiene unos altos niveles de represión contra representantes políticos y ciudadanos de Catalunya", añade.

Mientras se celebraba esta noche la cena, la presidenta estaba también en Montjuïc, però no en la Fira sinó en el Teatre Grec donde se ponia en marcha el festival de teatro con la obra Carrer Robadors.

Aragonès y Puigneró

La cena se ha celebrado esta noche en un pabellón de la Fira de Montjuïc y sí ha contado con la presencia del president de la Generalitat, Pere Aragonès, que aunque ha evitado participar en el besamanos al monarca, ha compartido mesa con Felipe VI y con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Con Aragonès ha acudido también al acto el vicepresident, Jordi Puigneró, y el conseller de Empresa, Roger Torrent. Estaba la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que si ha participado en el besamanos. También, la portavoz de Junts y presidenta del grupo municipal de Barcelona, Elsa Artadi, aunque ha llegado una vez los invitados se dirigían ya a la cena.

 

Sánchez ha aprovechado el acto para hacer un llamamiento a la unidad para superar la crisis y ha advertido que la presencia de las principales autoridades de España y Catalunya a la cita era una muestra de esta voluntad, "simbolizando la unión por el bien de todos".

Este lunes, Borràs tiene previsto recibir en el Parlament a los presos políticos, después de que el miércoles salieron de la prisión una vez el Consejo de Ministros firmó su indulto. Antes, Aragonès los recibirá en el Palau de la Generalitat.

 

En la imagen principal, la presidenta del Parlamento, Laura Borràs / Sergi Alcàzar

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat