Los Bombers de la Generalitat amenazan con querellarse contra el Govern por el colapso del cuerpo y la falta de efectivos. En una rueda de prensa convocada en la sede de UGT en Barcelona, los portavoces de los principales sindicatos han explicado que estudian poner la denuncia contra el presidente Quim Torra y el vicepresidente Pere Aragonés porque la situación es límite y es "el último recurso" que les queda.

"No tenemos suficientes dotaciones para hacer un servicio en condiciones", ha lamentado Leandre Gallardet, representante del sindicato de bomberos de UGT. Del total de 75 parques del cuerpo repartidos por Catalunya, 40 están en mínimos de tres personas. En esta situación se encuentra, por ejemplo, la sede de los bomberos de Santa Coloma de Gramenet, municipio en el cual si se produce una alerta sólo se podrían desplazar hasta el lugar del incidente tres efectivos.

Los portavoces de los sindicatos también han anunciado que continuarán las huelgas de horas extras en al menos 13 parques del cuerpo para "visibilizar" la precarización del servicio y la falta de efectivos. "Este año ya hemos hecho medio millón de horas voluntarias. El déficit de personal se tan grande que ayer mismo se cerraron tres sedes en Catalunya", ha asegurado Antonio del Río, representante también de UGT. Los parques afectados este lunes fueron los de Cardona, Hostalric y Vall d'Aro.

En el 2016, Govern y Bombers de la Generalitat acordaron una inversión de 217 millones de euros. Según denuncian desde el cuerpo, todavía no se ha cumplido ni mucho menos este acuerdo. Además, las 150 personas que se han incorporado al servicio este año a duras penas superan la mitad de los nuevos efectivos prometidos antes de 2019.

Esta "situación de emergencia nacional" todavía es más patente en el agravio comparativo con el cuerpo de bomberos del Ayuntamiento de Barcelona. "A la puerta del conseller Buch ya hemos llamado muchas veces y la respuesta siempre ha sido la misma. Interponer la querella es un llamamiento desesperado a encontrar una solución", ha señalado Del Río, que ha añadido que todavía hay margen para el diálogo y la negociación pero no hay tiempo de poner remedio a todas las necesidades.

Los sindicatos han convocado una manifestación de protesta mañana a las doce menos cuarto. La marcha empezará en la plaza Urquinaona y avanzará hasta llegar al Parlament de Catalunya.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat