Hoy ha sido un día de nervios para el PP. Quizás por eso, la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, ha cometido un error de protocolo que ha acaparado mucho protagonismo en el debate en las redes sobre la moción de censura esta tarde.

Santamaría ha llegado a su escaño cuando el debate se ha reanudado después de comer. Quien no se ha presentado en toda la sesión, ha sido el aún presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy. Ante la ausencia de su número uno, la vicepresidenta ha dejado el bolso de mano en la silla oficialmente reservada para el presidente del Gobierno.

Este gesto ha despertado innumerables burlas y críticas en las redes:

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat