La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, emplaza a los grupos parlamentarios a aprobar los presupuestos generales del Estado de 2021 porque, como sostiene en una entrevista en Efe, "nadie duda de que son urgentes y necesarios" en el contexto actual. La pandemia del coronavirus ha condicionado todo, también la actividad del Congreso. Su presidenta afirma que en la Cámara se sigue la evolución de los contagios a la Comunidad de Madrid con mucha atención, pero advierte que "ahora mismo" no prevé "restringir más la actividad".

El Congreso es una institución que "no se puede tratar como las otras" porque representa el poder legislativo. Durante la segunda mitad de marzo y la primera de abril, a causa de la explosión de la pandemia, sí que se suspendieron prácticamente todos los trámites.

Actualmente, ante la segunda ola, las medidas adoptadas son por ahora suficientes. Los servicios médicos del Congreso así lo avalan. No obstante, Batet avanza en la entrevista que promoverá el martes un acuerdo entre los grupos para que las reuniones de los órganos de organización interna, la Mesa y de la Junta de Portavoces, sean telemáticas.

Presupuestos urgentes

La presidenta del Congreso reconoce que ha empezado un otoño clave para sacar adelante dos cuestiones urgentes: los presupuestos y la renovación de órganos constitucionales como el Consejo General de Poder Judicial o el mismo Tribunal Constitucional. Sobre las cuentas públicas de 2021, destaca que la pandemia los ha hecho fundamentales. "Nadie duda de que unos nuevos presupuestos son urgentes y necesarios".

Considera que los plazos parlamentarios ya hacen "muy difícil" que estén aprobados antes de final de año, pero más allá de los tiempos, la prioridad es que se aprueben. "Es bueno que vengan los presupuestos y sean aprobados, la coyuntura actual les reclama con insistencia. Tenemos unos fondos europeos que, para gestionarlos, es mejor que haya presupuestos. Y tenemos una crisis que necesita partidas presupuestarias y una planificación para la recuperación y el impulso de la economía", argumenta.

La presidenta del Congreso se muestra optimista. "Muchos grupos parlamentarios son conscientes de esta necesidad y están siendo constructivos", puntualiza.

Comisión de la operación Kitchen

Puede ser que en la concordia política no ayude a la creación, a partir del jueves, de la comisión de investigación de la operación "kitchen", a que afecta presuntamente a la antigua dirección del PP y el exministro Jorge Fernández Díaz. "Siempre se generan tensiones" en comisiones de estas características, advierte Batet. Pero la presidenta aboga para poner el foco en las más de 25 comisiones ya formadas, en las que los grupos demuestran en numerosas ocasiones que son capaces de llegar a acuerdos.

No es fácil dirigir, organizar y moderar un Congreso formado por diez grupos y envuelto en un clima de tensión y crispación. "Ha habido sesiones mejorables", apunta, aunque acto seguido remarca que la "actitud de todos es dar una imagen mejor".

Consecuencia de esta mayor sintonía sería la capacidad de forjar mayorías. Para renovar el poder judicial (mayoría de tres quintas partes), resulta imprescindible.

En eso también emplaza a Batet, porque tanto el gobierno de los jueces como el Constitucional o el Defensor del Pueblo tienen entre uno y tres años de interinato. "Por el bien de la institucionalidad, por el bien de la aplicación correcta de la Constitución y para la imagen como país, es imprescindible que los grupos se pongan de acuerdo. Las mayorías que se requieren son estrictas", subraya.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat