La consellera de Treball, Afers Socials i Famílies, Dolors Bassa, ha denunciado este miércoles que se han producido "llamadas directas" a empresas para que cambien la sede social fuera de Catalunya. "La mayoría de las empresas que se han puesto en contacto con el Govern nos han dicho que lo hacían de una manera temporal por las presiones que recibían", ha señalado la consellera en rueda de prensa en Tarragona.

Bassa ha avanzado que están investigando estas situaciones y que harán público "qué empresas han recibido las llamadas y de dónde las han recibido directamente". Bassa también ha considerado como una "presión" el decreto aprobado por el gobierno español que facilita el cambio de sedes porque, según ha criticado, permite actuar en dos días sin tener en cuenta la opinión de los accionistas. La consellera ha admitido que el Govern está "preocupado" por la situación, pero ha insistido en que hasta ahora sólo se han producido cambios de sede social y fiscal que no tienen impacto en el empleo ni los resultados productivos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat