El Ayuntamiento de Barcelona ha advertido que estudiará "todas las vías legales" para evitar que la Fundación Francisco Franco abra una delegación en la ciudad. "Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que eso no pueda pasar", ha dicho el primer teniente de alcaldía del Ayuntamiento, Gerardo Pisarello.

Ha remarcado que el gobierno municipal hará "la vida imposible" a la organización en caso que quiera tener presencia en la ciudad porque ha reiterado que Barcelona es una "ciudad democrática de claras convicciones antifascistas".

En más, el primer teniente de alcaldía ha recordado que el Parlamento Europeo ha aprobado una resolución que pide la ilegalización de las fundaciones que hacen apología del fascismo y ha pedido al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, que "tome medidas para avanzar en esta dirección".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat