Tarragona vive una Santa Tecla marcada por el 1 de octubre. Por la festividad de la patrona, la ciudad celebra pasacalles, castillos y la tradicional procesión del brazo de Santa Tecla, el acto más emblemático del programa de fiestas.

Este sábado el alcalde socialista Josep Fèlix Ballesteros ha sido recibido con pitadas y gritos tanto a la ida al oficio en la catedral como en la plaza de la Font, donde los diablos han centrado sus versots en la ofensiva del Estado contra el referéndum. El gobierno municipal, sin embargo, le quita hierro. Mientras el alcalde no ceda locales para votar, los dos principales grupos castellers, Jove y Xiquets, han confirmado a la ACN que pondrán a disposición sus locales, a pesar de ser espacios municipales cedidos a los grupos.

Con respecto a los castells, precisamente la Jove ha cargado el 3 de 9 amb l'agulla, el castell más importante de la festividad castellera de Santa Tecla al que ha puesto la guinda con tres gamas extra más. Tarragona encauza la recta final de diez días de fiesta mayor, en su edición más descentralizada, con actos fuera de la Part Alta.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat