Primero ha sido decorar con miles de luz led en forma de bandera española toda la Castellana y ahora es el turno del metro. Desde el Partido Popular, tanto la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, como el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, los ha cogido una extraña obsesión por la decoración exterior. Con este propósito también han españolizado el metro.

El rombo del metro de la Plaza de España ya luce los colores de "la bandera nacional" y avisan de que no es un símbolo espontáneo ya que quedará marcado de forma permanente en las cinco entradas que tiene esta estación. La idea nace para homenajear la Constitución y quieren hacerlo coincidir con el aniversario de la Carta Magna.

El consejero de Transportes de Madrid, Ángel Garrido, explica los motivos: "Se hace para valorar el esfuerzo realizado por todos los españoles para cerrar heridas y andar al lado del resto de democracias europeas".

Para no levantar dudas sobre la sorpresa de las dosis de españolismo presentes por todo Madrid, el gobierno regional destaca que son homenajes que también se han hecho previamente en otros ámbitos: "El Metro ya transformó el logotipo de la estación de Chueca con la bandera arco iris para la celebración del Orgullo LGTBI". En definitiva, la bandera española siempre es "el símbolo que une a todo el mundo".

Conseller Transportes Madrid

El consejero de Transportes, Ángel Garrido, con un pin del metro // Foto: Metro Madrid

El gobierno de Ayuso está tan seguro de que esta idea será un éxito que ofrecen la posibilidad de conseguir una réplica: "Los viajeros interesados podrán adquirir una versión un poco más pequeña de este logotipo, en formato imán o llave, en la tienda en línea de suburbano".

Una Navidad marca España

Las luces de Navidad se han promocionado desde todos los medios por los populares. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, defiende la iniciativa, ya que "favorecerá que la gente se acerque a los comercios" y será una Navidad "más unida que nunca" donde la pandemia ha creado "la necesidad" de tener la ciudad bien iluminada.

El año pasado ya colocó la bandera en el mismo belén que preside al Palau de Cibeles. Las críticas en las redes no se han hecho esperar. Algunos de los comentarios que se pueden leer en Twitter son: "Me siento española, pero eso es ridículo, feo y hortera, A ver si falla como el día de la Hispanidad", "No sabía que la bandera de España era un símbolo navideño", entre otros.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat