El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado que el Gobierno estará "atento" al pleno del jueves en el Parlament en el que se votará una resolución para reivindicar al expresidente Carles Puigdemont como president de la Generalitat, al mismo tiempo que ha avanzado que se impugnará cualquier resolución o acuerdo aprobado que "tenga consecuencias hacia terceros" y que sea contraria a la ley.

"Sí que estamos, lógicamente, muy atentos a esos órdenes del día, y sobre todo cuando una vez más se dedican a lo que no toca", ha manifestado en una entrevista en RNE, rechazando la intención del bloque independentista de "legitimar" una presidencia de Puigdemont.

"Un parlamento no está para restituir la legitimidad de nadie, está para aprobar normas, leyes y realizar la actividad política de una comunidad autónoma", ha añadido.

Así pues el ministro ha recalcado que el Ejecutivo de Mariano Rajoy estará atento a esta sesión plenaria para vigilar si en Catalunya "se cumple la ley" y "está dentro de sus competencias": "Si hacen lo que tienen que hacer, nadie va a tener ningún problema y nadie va a impugnar nada", ha señalado, para después advertir a la Cámara catalana de que, si ejerce unas competencias "por encima de lo que tiene atribuido" o "incumple una norma", será "obligación" del Gobierno recurrirlo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat