La Audiencia Nacional ha ordenado al Juzgado Central de Instrucción 5 reabrir la pieza 5 del Caso Gürtel,  para investigar si Francisco Camps le dio indicaciones a la directora general de Promoción Institucional de la Generalitat Valenciana, Dora Ibars, para la adjudicación de distintos contratos a la filial valenciana del grupo Correa. Según ha avanzado el diario El Mundo, la pieza que se reabre trata las adjudicaciones irregulares por parte de diversas consellerias y sociedades públicas valencianas a Orange Market. 

El Ministerio Público resaltaba hace dos meses que el cargo de Ibars dependía directamente de la Presidencia del Gobierno Valenciano y el posible delito de prevaricación cometido, referido a una adjudicación de fecha 30 de diciembre de 2008, no habría prescrito. 

La Sección Segunda de la Sala Penal recuerda que los hechos imputados a Ibars se refieren, en primer lugar, a la contratación directa de la sociedad Orange Market en 2005 para la elaboración de la Guía de la Comunicación de la Generalitat y un pen drive que se iba a utilizar como regalo institucional, un procedimiento en el que para sustraerse del control administrativo las partes acordaron la emisión de varias facturas hasta alcanzar el valor del precio cobrado por Orange Market, de 88.975,59 euros, de los que se llegaron a pagar 58.580,96 euros.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat