El secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, ha admitido que la izquierda abertzale no fue capaz de interpretar “durante muchos años” lo que “le pedía el pueblo”, ya que “la sociedad vasca exigía que el fin de la lucha armada tuviera lugar mucho antes”. En su primera entrevista en EITB, la televisión pública vasca -concedida primero en vasco y seguidamente en castellano-, después de la salida de la prisión, Otegi ha asegurado que se alegra “de verdad y de todo corazón” por el hecho de que actualmente “los que sufrían la violencia de ETA hoy vivan mejor”.

Así, Otegi ha asumido que había llegado “tarde” a un fin de la lucha armada que la sociedad vasca “exigía desde hacía mucho tiempo” y al mismo tiempo se ha mostrado “orgulloso” de su “aportación” para modificar la estrategia de la izquierda abertzale hacia vías exclusivamente políticas.

“Fuimos detenidos porque trajimos la paz y planteábamos que la lucha armada, la violencia o el terrorismo, como dicen algunos, había de desapareixer de este país”, ha añadido Otegi, que ha recordado que durante su estancia en la prisión murieron su madre y su suegra, hechos que le ayudaron a “empatizar” con el padecimiento de las víctimas de ETA.

“Me he hecho todavía más humano en la prisión”, ha continuado Otegi, porque ha vivido “qué supone que un buen día te llamen y te digan que una persona muy estimada ha fallecido, pero eso no me ha convertido en rencoroso con los que me encerraron en la prisión, me ha llevado a una reflexión mucho más humana y profunda, que es entender que también a aquellos que sufrieron a la violencia armada de ETA un buen día les llamaron por teléfono para decirles que una persona estimada había fallecido muerto”.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat