Después de unas breves palabras esta mañana, justo al salir de la prisión, Arnaldo Otegi ha protagonizado esta noche su primer mitin en Elgoibar, su localidad natal. Entre gritos a favor de la independencia y el retorno de los presos y un aurresku de bienvenida, Otegi ha subido al escenario para recordar que allí mismo se le ofreció un homenaje ahora hace siete años, antes de ingresar en la prisión, ocasión en que prometió llevar “la paz a este pueblo”.

Unas 2.000 personas han asistido al acto, que ha contado con la presencia de la plana mayor de Sortu, con Pernando Barrena, Rufi Etxeberria y Joseba Permach. También estaban presentes la diputada de la CUP Anna Gabriel y el exdiputado de esta formación David Fernàndez.

GRA425. ELGOIBAR (GIPUZKOA), 01/03/2016.- El dirigente de Sortu Arnaldo Otegi, durante una fiesta de bienvenida en la localidad de Elgoibar tras su salida de prisión. EFE/Javier Etxezarreta.

En su parlamento, y a pesar de confesar estar “desentrenado”, el líder abertzale ha prometido a los vascos “un nuevo futuro”, y a la vez que se ha alegrado de forma “sincera” que la gente que “vivía con escuchas o asediada, según decían, ahora puede vivir en libertad”, ha querido recordar también a “aquellas madres, padres, compañeras y compañeros que llevan treinta años haciendo la bolsa para las visitas a las prisiones del Estado francés y el Estado español”.

Por ello mismo ha asegurado que no se podrá hablar de “situación normalizada en el País Vasco” mientras haya 400 presos de ETA. “Todavía queda mucho camino por recorrer y no será fácil”, ha afirmado, al tiempo que se ha emplazado a “generar las condiciones que hagan posible la convivencia y la paz, y también la libertad y la igualdad”. Asimismo, ha evitado pronunciarse sobre su posible candidatura a lehendakari.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat