La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, han coincidido en que no será suficiente con movilizaciones sociales para responder a la sentencia del 1-O. En una entrevista a 'Els Matins de TV3', Mauri ha considerado que la respuesta institucional se tiene que centrar en cómo se utiliza la sentencia para seguir avanzando mientras que, para Paluzie, la respuesta política tiene que fijar un camino compartido hacia la independencia.

Mauri ha calificado de "cínico" que el Estado pida al independentismo que condene una violencia que no existe cuando no ha pedido perdón por la "brutalidad policial" de hace dos años.

Mauri no ha querido entrar en la concreción de cuál tendría que ser esta respuesta institucional y se ha limitado a decir que la estrategia de Òmnium será "la que genere consenso". El vicepresidente ha considerado "positivos" los acuerdos en el marco del debate de política general y ha añadido que hay que profundizar. Paluzie ha añadido que se necesita una respuesta política e institucional "que esté a la altura" con el fin de volver a situar la independencia como el objetivo.

El vicepresidente de Òmnium también ha reprochado al Estado un "grado de cinismo elevado" teniendo en cuenta que ahora piden explicaciones al independentismo cuándo no han condenado la "brutalidad" policial de hace dos años.

Con respecto al referéndum del 1-O de hace dos años, Paluzie ha defendido que "genera un mandato" y, por su parte, el vicepresidente de Òmnium ha admitido que no hay un "diagnóstico compartido" del independentismo sobre el 1-O. Según Mauri, el referéndum supuso un "cambio de era" y, para muchas personas, también de Òmnium, genera un mandato. "Lo será en la medida en que coincidimos en qué quiere decir este 1-O", ha añadido.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat