En la víspera del retorno de los presos políticos en Lledoners, algunas personas se han desplazado al centro penitenciario para teñir de amarillo el entorno. De la misma manera que hicieron casi hace un año, se han colgado y pintado lazos amarillos en el recorrido que lleva hasta la prisión.

También en la explanada que mujer en el patio del centro penitenciar, donde aparte de reponer los lazos estropeados se ha renovado el escenario desde donde Joan BonaNit desea una buenas noches a los presos. Mañana hay previstas dos concentraciones de apoyo: una coincidiendo con la llegada de los líderes independentistas, hacia las 12 del mediodía; y una segunda, en la explanada, a las ocho de la noche.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat