El alcalde popular de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se ha mostrado a favor que el gobierno central y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) se vacunin"com más bien mejor", ya que "España lo necesita y no se puede quedar a medias en un momento crucial". Sin condenar la ilegalidad de las acciones del JEMAD por vacunarse sin permiso, Almeida todavía los aplaude.

¿El motivo? "Dirigen la nación"

"Estamos en una situación de crisis, seamos realistas. Los que dirigen la nación, los que tienen esta responsabilidad de tomar decisiones a futuro, me parece muy lógico y muy razonable que se vacunen", ha contestado ante las preguntas de los periodistas por|para el actual JEMAD, Miguel Ángel Villarroya, que ha pedido su cese a la ministra de Defensa, Margarita Robles, para "preservar la imagen de las Fuerzas Armades".

Almeida ha diferenciado entre el numeroso "casos de políticos" que "no tendrían que haber recibido la dosis los que "tendrían que asumir responsabilidades políticas, delante de aquellos que tienen que dirigir la nación en un momento crucial". Diferencia políticos de militares pero concluye que todos lo necesitan.

Además, resta importancia a los errores. Es un "número insignificante de vacunas" y no se estaría privando a ninguna persona de su dosis para inmunizar a los directores de "instituciones determinantes". Sobre la figura de Villarroya ha destacado que tiene todo su respeto y admiración. "Me parece un extraordinario profesional y por descontado le deseo lo mejor", ha concluido.

Madrid empeora

El alcalde se ha reunido este domingo con la Dirección del Cuerpo de la Policía para conocer un nuevo operativo que quiere frenar el aumento de contagios en Madrid.

Un total de 218 agentes que complementarán los turnos ordinarios, tienen que garantizar a partir de mañana el cumplimiento de las nuevas restricciones de movilidad en la capital, un despliegue que estará apoyado por drones que vigilarán desde el aire las calles de la ciudad.

Este lunes entra en vigor el adelanto del toque de queda a las 22 horas y el cierre de hostelería a las 21h y la prohibición de reuniones con no convivientes en espacios privados. Desde el pasado mes de octubre, se han interpuesto más de 57.000 multas a aquellos ciudadanos que no han cumplido con las medidas establecidas por la Administración.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat