Socios de gobierno en Madrid y enemigos en Catalunya. O eso parece que se desprende de las últimas declaraciones de la candidata d'En Comú Podem, Jéssica Albiach. Los socialistas y la formación lila se entienden, a su manera, para liderar el Gobierno pero en las elecciones catalanas, cuando todavía ni se ha entrado en campaña, hay grandes discrepancias.

En declaraciones a Aquí Cuní, de Ser Catalunya, Albiach reprocha la falta de sentido del PSC por negarse a aplazar las elecciones hasta que parecía una evidencia seguir remando en contra: "Se equivocaron diciendo que no se podían aplazar y ahora lo han reconocido".

Además, también discrepa de la fecha más inmediata que plantea la campaña de Salvador Illa para el mes de marzo: "La gente de salud pública me dice que si vamos a mayo tenemos la primera serie de gente vacunada y protegida, este virus entiende de clima y tendremos una mejor temperatura que en marzo".

Albiach recuerda que si se cumplen las fechas que plantean los socialistas, el decreto de convocatoria se tendría que firmar el 5 de febrero, "en pleno pico" de la pandemia por coronavirus. Y recuerda que el impacto en el riesgo para la salud es mayor si los comicios se posposen, respecto del 14 de febrero, tan sólo un mes.

Califica la situación de ridícula

Sabemos que la situación es excepcional: unas elecciones convocadas de forma automática con un presidente inhabilitado y una pandemia mundial que avanza a una tercera ola. Pero la candidata de los comunes pide que "no se vuelva a hacer el ridículo escogiendo una fecha", y también se añade ella en este ridículo: "No nos podemos volver a equivocar". Por eso, ha explicado que ayer envió una carta al resto de candidatos "para garantizar la salud y el derecho de voto sin escoger una fecha al azar". El discurso de los comunes se basa en lo que digan únicamente los expertos sanitarios y quiere separar las dos cosas: "La gente está harta de los políticos y es normal".

A la vez que pedía no hacer nuevas "batallas electoralistas" también aseguraba que "Catalunya merece y necesita un cambio de gobierno, porque no tiene liderazgo y no se han pensado las ayudas económicas que necesitan determinados sectores". Gajes del oficio, no ha podido evitar reprochar a Junts per Catalunya y Esquerra las consecuencias por haber tenido "una falta de coraje para decir que por el Puente de Diciembre todo el mundo se tenía que quedar en casa". Una falta que se puede hacer extensible a todas las autonomías y también al Gobierno, es decir, a Podemos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat