La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, disfrutó de la Festa Major de Gràcia. Ayer era el primer día que volvía de vacaciones, atendió a los medios de comunicación sobre el conflicto de seguridad que vive la ciudad y también tuvo tiempo de pasarse por un bar de moda de Gràcia y contagiarse del espíritu más festivo del barrio. A ritmo de la 'La revolución sexual' de la Casa Azul, bailó y rio mientras sonaba la letra de todo un himno del grupo barcelonés: "Déjalo ya, no pretendas despistar, ahora. Déjalo ya, ¿a quién quieres engañar?, porque va a suceder, el verano del amor, sé que va a suceder, la revolución sexual". Aquí tenéis el momento:

Los clientes del bar la pudieron captar desde todos los ángulos y se veía a la alcaldesa totalmente integrada en un ambiente donde todavía le recordaban uno de sus eslóganes de campaña, 'Ada is in da house'.

O en otro momento donde la alcaldesa se niega a beber más cerveza y un cliente le chilla "borracha".

La alcaldesa de Barcelona después del día de ayer en Gràcia, ha participado esta mañana en el homenaje a las víctimas del atentado del 17 de agosto.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat