El partido de ultraderecha Vox organizó el lunes por la noche en Melilla la llamada Noche de las Luminarias, un acto que precede la celebración, cada 17 de septiembre, de la fiesta de esta ciudad africana.

En el acto, que congregó a decenas de personas atabiadas con banderas españolas, se recuerda la llegada del capitán Pere d'Estopanyà, que tomó posesión de la ciudad en nombre de los Reyes Católicos.

El acto se cerró con la reproducción solemne del himno español con la mayoría del público en posición de firmes pero con uno de los asistentes situado en posición preeminente haciendo el saludo fascista, el mismo que hermanó a los regímenes criminales de Alemania, Italia y España en los años treinta y cuarenta del siglo pasado.

El ostentoso saludo en ningún caso merece ninguna recriminación por parte del resto del público, que finaliza la escucha del himno con gritos de viva a España, el Rey y Melilla.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat