Las elecciones del 14-F sólo se aplazarán si hay una "actividad social muy restringida o un confinamiento total". Así lo ha explicado este lunes el conseller de Exteriors, Bernat Solé, después de la reunión de partidos que se ha celebrado en el Parlament para hablar de la organización de los comicios en plena pandemia del coronavirus.

La mesa de partidos pedirá vacunar a los miembros de las mesas electorales y que las votaciones se hagan por franjas horarias. De este modo, las personas de riesgo lo podrán hacer de buena mañana y aquellas que estén contagiadas de Covid-19, o bien que sean contactos estrechos, se tendrán que esperar a la noche y hacerlo de 19h a 20h. Además, se ha fijado el 15 de enero como la fecha límite para decidir si se pueden celebrar las elecciones.

Solé ha valorado positivamente la segunda reunión de la mesa, asegurando que el Govern se ha encontrado "una buena predisposición" por parte del resto de grupos parlamentarios. En este sentido, ha recordado que la voluntad de todo el mundo es sacar adelante el 14-F con la "máxima transparencia" y "sentido de la responsabilidad", sin embargo, también ha recordado que hacerlo, o no, dependerá de la situación epidemiológica del momento.

De momento ya se ha fijado el 11 de enero como la fecha en que tendrá lugar la tercera reunión de la mesa, cuatro días después, el 15 de enero, se decidirá si se pueden celebrar las elecciones en el mes de febrero o no. "Es una buena fecha para evaluar y tomar una decisión sobre el proceso electoral", ha explicado el conseller, añadiendo que ya tendrán suficiente información.

¿Cómo serán las elecciones?

Con respecto a la jornada electoral, a partir de la reunión se han podido conocer nuevos detalles. La mesa de partidos ratifica un envío único de papeletas para que todos los ciudadanos puedan recibir las papeletas de voto. En caso de que se opte por votar de manera presencial, se tendrá que ir al colegio electoral con el voto preparado. La jornada, además, se dividirá en franjas. La primera será de 9h a 12h para las personas de riesgo, una segunda entre las 12h y las 19h para las personas sin riesgo, y una última para los contagiados y contactos estrechos que se alargará hasta el cierre de los colegios, a las 20h.

Precisamente, uno de los acuerdos de la mesa ha sido el de no prolongar la jornada electoral, de esta manera se hará, pues, con los horarios habituales de otras elecciones previas. Exterior también trasladará al Departament de Salut la voluntad de vacunar a los miembros de las mesas electorales. Preguntado por los criterios de selección de estos miembros, Solé ha especificado que se hará con unos "límites", pero respetando la posibilidad de que una buena parte de la población pueda ser escogida. "Es un derecho", ha recordado.

Otro de los puntos en que más ha incidido ha sido en la importancia de "garantizar" el voto a todo el mundo. Por eso, por un lado, se ha firmado un convenio con la Federación Catalana de Discapacidad Intelectual (Dincat), que velará y trabajará para que todas las personas puedan participar en igualdad de condiciones. Por el otro, se ha solicitado a la Junta Electoral la posibilidad de enviar la documentación a los votantes del exterior del país sin esperar a la proclamación definitiva de las candidaturas.

Solé ha destacado que se ha llegado a un acuerdo en prácticamente todos los puntos y que sólo quedan aspectos muy "técnicos y concretos". A partir de hoy mismo, pues, se trasladarán al Procicat para que los pueda aprobar en la próxima sesión que haga. De hecho, el conseller de Exteriors ha subrayado que se trata de una decisión que dispone de un "amplio consenso" por parte de todos los grupos que han participado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat