El Consell per la República hace una valoración positiva de la acogida que ha tenido la propuesta de su ID digital. Desde que se anunció la iniciativa, 12.000 personas han pedido el carné y más de 2.000 se han dado de alta en el Consell, que hoy llega a los 95.578 miembros registrados.

Dos de los integrantes de la dirección del Consell, Toni Castellà (Demócratas) y Guillem Fuster (Poble Lliure), han participado esta tarde en un acto en qué han explicar el funcionamiento de la ID y las razones de su puesta en marcha. De las más de 12.000 peticiones recibidas, según se ha concretado en una nota de prensa, el 11'5% han pedido la ID digital y el 88,5% restante con formato físico.

Uso en el Govern: "voluntad política"

Los dos han considerado que la iniciativa ha tenido una respuesta "muy importante" y que se convierte en un instrumento que ha de facilitar la desconexión del Estado. De hecho, han planteado un llamamiento al tejido económico y social de Catalunya para que adopten esta identificación, que han descrito como una "vía potente". 

Por lo que respecta a su funcionamiento, han insistido en que no se trata de un sustituto del DNI ni sirve para hacer trámites burocráticos, pero también han subrayado que la ID puede servir perfectamente" para ser utilizada en algunos ámbitos por el futuro Govern de la Generalitat. "Es una cuestión de voluntad política", ha asegurado Castellà.

Por todo el mundo

El carné del Consell no está sólo pensado para ciudadanos de Catalunya, según han explicado, sino para el conjunto de los Països Catalans, así como para cualquier persona de todo el mundo que se quiera adherir "para apoyar a la causa catalana".

Ha recordado que no es obligatorio tener el carné para estar registrado y han defendido su coste de 12 euros en el formato físico. "No tiene ningún sentido pensar que un proceso de liberación nacional al margen del corsé español se financia del aire", ha advertido Castellà que ha señalado la necesidad de "pequeñas aportaciones". En este punto, además, han recordado la política de transparencia del Consell con sus cuentas.

El Consejo anunció el martes pasado la puesta en marcha de su ID y la posibilidad de que este se concrete en un código QR o un carné físico. El anuncio ha levantado una fuerte polvareda, también dentro del ámbito independentista, con posicionamientos a favor y en contra.

 

En la imagen principal, Guillem Fuster i Toni Castellà durante el acto del Consell per la República.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat