La médica que se negó a atender a una mujer embarazada el pasado agosto en el Centro de Especialidades Joan Llorens, en València, se ha querellado contra la paciente y su pareja por "acoso" y les pide 10.000 euros. Según lo ha reconocido la propia paciente, Lorena Farabú, quien ha colaborado con la Plataforma per la Llengua en la presentación de una nueva campaña de la ONG del valenciano para frenar la valencianofòbia.

La familia ha recibido una citación judicial porque, ha indicado la mujer: "La médico que nos atendió en este centro nos ha denunciado". "Hemos movido y hemos hecho ruido mediático con nuestro caso a través de la Plataforma per la Llengua y los medios de comunicación".

"No tengo la obligación de entender el valenciano"

Lorena Fababú acudió el 28 de agosto al Centro de Especialidades porque tenía una consulta con la ginecóloga A. P. R. y cuando se dirigieron en valenciano a la médica, ella les contestó que "ella no tenía la obligación de entender el valenciano" pero que los denunciantes sí que tenían "la obligación de hablar en español".

La denunciante lamentaba que la ginecóloga les reprochara hablar en valenciano "y más de la manera en que nos lo dijo", relata, y también el trato que les dispensó en la consulta. Según Josep Vila-roja, la pareja de Fababú, la doctora también se negó a entregarles una copia de la ecografía que practicó a su pareja. "Cuando le pedimos la ecografía, no nos la dio, y con una actitud prepotente nos dijo: 'Yo soy ginecóloga, no fotógrafa'".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat