La presidenta del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, ha enviado una carta al president de la Generalitat, Ximo Puig, para instarlo a "cumplir la Constitución y la ley para que ni un solo céntimo de los valencianos vaya a entidades separatistas que quieren romper el orden constitucional y la convivencia e implantar unas ideas separatistas que se están implantando en Catalunya".

Así lo ha indicado Bonig, que además presentará una iniciativa parlamentaria en este sentido, puesto que ha lamentado que tres instituciones fundamentales como son la Generalitat, la Diputació de València y el Ayuntamiento de València "han dado casi un millón euros a entidades catalanistas" mientras la vicepresidenta Mónica Oltra "justificaba esta subvención porque estas entidades hacen cosas".

"600.000 € a ACPV para defender a los Països Catalans"

"Ahora nos enteramos a través de un comunicado de Acció Cultural del País Valencià (ACPV), una entidad que ha recibido algo más de 600.000 euros para defender a los Países Catalanes, que quieren iniciar una campaña en favor de los políticos secesionistas", ha denunciado para advertir que es "intolerable e inadmisible" que "con el dinero de todos los valencianos vayan a iniciar una campaña valenciana ante el inminente juicio a los separatistas".

En este sentido, ha subrayado que los políticos catalanes están en la prisión porque un juez o un tribunal así lo ha decidido y, por lo tanto, esta forma de actuar de ACPV "es una clara coacción al Poder Judicial" y "el PP no permitirá que se coarte a los jueces y tribunales, las decisiones judiciales se recurren a la justicia".

"Quieren presionar a los jueces con dinero de los valencianos"

"Lo que no se puede hacer es presionar a los jueces, que es exactamente lo que quiere hacer ACPV con el dinero de los valencianos", ha indicado, y al mismo tiempo ha advertido que eso mismo "vemos en Catalunya cuando grupos independentistas pintan de amarillo la casa del juez Llarena".

La presidenta del PPCV recuerda que el primer acto en el cual estuvo Puig cuando supo que iba a gobernar fue visitar a ACPV. "Ahora vemos las consecuencias, los valencianos tenemos muchos problemas, 64.000 personas en lista de espera, 25.000 en la de dependencia, y el dinero de los valencianos es para resolver el problema de los valencianos, no para fomentar asociaciones separatistas que violentan el poder judicial y la historia y el patrimonio de la Comunidad". Por eso, ha apelado a la "responsabilidad" de Puig y del PSPV y lo ha instado a cumplir la Constitución y el Estatuto y que "no dé ni un céntimo de los valencianos a los separatistas".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat