Los médicos residentes somos titulados en Medicina (6 años de carrera) que hemos opositado para ser MIR (médicos internos residentes), en el mejor de los casos durante un año, y estamos haciendo la residencia (4 o 5 años) para obtener el título de especialista.

Obviamente solo alguien con mucha constancia, dedicación y capacidad de sacrificar su vida social y personal (como a menudo nos dicen, vocación) puede llegar al final de este proceso.

Pero nos están maltratando. No tenemos las horas de descanso semanal garantizadas por ley (36 h ininterrumpidas), a veces llegamos a realizar 31 h de trabajo seguidas (guardias que no se libran) y descansos de menos de 12 h entre dos días. Hacemos por término medio entre 4-6 guardias al mes (traducción: 4-6 jornadas de 24 h de trabajo sin descanso, horas que, para más inri, no cotizan de cara a la jubilación).

Además, teóricamente estamos en periodo de formación, y eso es muy cuestionable en las circunstancias actuales, debido a la precariedad y falta de recursos que con la crisis sanitaria causada por la Covid-19, se ha acentuado. Nuestro salario base oscila entre los 900 y los 1.200 euros netos al mes en función del año de residencia (es decir, de 6 a 8 euros la hora, el personal sanitario peor retribuido).

Las horas extras realizadas (que no suelen ser pocas) ni siquiera quedan contabilizadas porque no tenemos sistema de registro de entradas y salidas (obviamente no interesa porque se pondría en evidencia una realidad que es mejor no saber).

Por lo expuesto y unos cuantos puntos más en los que no quiero extenderme, los residentes de toda Catalunya hemos decidido ir a la huelga los días 21, 22 y 23 de septiembre.

Se nos están exigiendo unos servicios mínimos del 100%, un tipo de servicios solo previstos para personal imprescindible para el funcionamiento adecuado de un Estado

¿Pero saben qué? Se nos están exigiendo unos servicios mínimos del 100%, un tipo de servicios solo previstos para personal imprescindible para el funcionamiento adecuado de un Estado, por lo tanto:

-No se está respetando nuestro derecho a hacer huelga.

-Muchos compañeros que querrían hacer huelga tendrán que ir a trabajar.

-Están poniendo en evidencia que somos servicios esenciales (pero con un sueldo de formación), aunque nuestro trabajo en el hospital tendría que ser prescindible.

Y ahora mismo siento como una mezcla de frustración y rabia hacia este sistema tan injusto.

Y esperemos que también aplaudáis para darnos apoyo estos días. Porque pedimos dignificar nuestro trabajo para formarnos y atenderos mejor.

Paula Pujal 

Residente de 2º año del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat