El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, compareció el jueves en el Congreso de los Diputados para explicar el operativo del 1 de octubre en Catalunya. El gran titular se lo llevó lo que nos ha costado la broma de los 6 mil policías, que son estos 87 millones de euros que pasarán a la historia porque a mucha gente le han parecido fantásticamente bien. Pero mediáticamente, la gran noticia fue que, para justificar lo injustificable, el señor ministro se dedicó a mentir y a manipular la realidad. Sobre todo en dos cuestiones: la famosa foto de los niños haciendo de escudos humanos y los motivos por los cuales Roger Español perdió un ojo a causa del disparo de una pelota de goma.

Niños haciendo de escudos humanos

Tal como mostraban el día siguiente de la zoidada dos diarios de papel en portada, el señor ministro recuperó la famosa foto de los niños que, presuntamente, habían sido usados como escudos humanos por los perversos catalanes que son capaces de todo (y más):

Es una famosa foto que ya sirvió a La Razón para hacer una de sus famosas portadas, que lo han convertido en un medio sinónimo de credibilidad y verdad:

Pues bien, ya entonces, concretamente el 13 de noviembre, la gente de Maldito Bulo demostró con unas pruebas irrefutables que La Razón tenía una versión un poquito alejada de la realidad. Y cuando digo "un poquito alejada" sería, poco más o menos, la distancia entre la sede del diario y Raticulín.

Tendría que sorprender que el ministro del Interior de un gobierno europeo, para justificar su actuación, ofreciera una información que se ha demostrado falsa. La cuestión es que, no sólo no nos sorprende, sino que lo hace y no pasa nada. Pero espere, que ahora bien lo más sensacional: el ministro ofrece una información falsa de forma y manera prevaricadora (es decir, sabiendo que lo es) y la usa como prueba para decir que quien mintió son los otros. ¡IN-SU-PE-RA-BLE!

Justificando las pelotas de goma

Y, como con la foto no tuvo bastante, Zoido mintió también en la cuestión de la pelota de goma. Según él, el incidente se produjo en el momento en el que Roger Español estaba lanzando vallas a la policía. Lamentablemente para el ministro, hay una grabación del instante del tiro. Y queda claro que vallas, nada de nada. Nada.. Y lo que hay es una intención de dispararle a la cabeza:

Sí hay un incidente con una valla, pero mucho antes del momento en que el policía dispara a la cabeza de Roger Español y le hiere en el ojo. Son unas imágenes que hicieron correr grupos unionistas para justificar la agresión. Y en estas imágenes se ve cómo un policía aparta una valla en dirección a la gente y Roger se la devuelve. Haciendo exactamente el mismo movimiento, recorrido e intensidad que el policía, como se puede ver en el vídeo:

Viendo la imagen queda claro que el incidente no se produce ni en el mismo momento ni en el mismo lugar que el posterior disparo a la cabeza. Por lo tanto, afirmar que la consecuencia tiene el origen en la causa quiere decir que el policía que disparó la pelota de goma se quedó con la cara del ciudadano y que, posteriormente, fue premeditadamente a por él. Pues todavía peor, ¿no?

Una vez más, información manipulada o directamente falsa usada para exculparse. Vaya, la mentira de toda la vida. Pero el elemento nuevo, lo que convierte esta estrategia en las ya famosas fake news y no en una mentira convencional, es que se usa una falsedad para acusar de mentirosos a los otros. O sea, yo miento deliberadamente, pero te acuso a ti de ser el mentiroso y lo hago creando un relato paralelo que es falso. Y de esta manera sitúo el debate en un punto donde tú, que tienes la verdad, es quien se tiene que defender de las acusaciones de mentiroso y no yo. Con lo cual, el mentiroso pasa a ser la víctima y la víctima es el acusado. ¡Y con pruebas falsas!

Y no hace falta que le explique qué complicado es defenderse de una cosa que no has dicho o que no has hecho.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat
Iu Forn
Opinión Los periodistas de Rajoy Iu Forn
Iu Forn
Visto y Oído El negocio de la propia imagen Iu Forn